miércoles, 13 de julio de 2016

10 Bandas Infravaloradas de Rock Alternativo que merecen un lugar en tu corazón


 En muchas ocasiones el talento musical no es sinónimo de éxito y por más explicaciones racionales que uno intente buscar (batalla de egos, proyectos alternos, peleas con disqueras, peleas internas, declaraciones estúpidas, disputas legales, adicciones, muertes, etc.), la respuesta siempre es la misma: La vida no es justa. Partiendo de ahí es fácil entender el por qué muchas bandas/actos no han podido (y seguramente nunca podrán) reclamar un lugar en la historia de la música de cualquier género, en cualquier época, de cualquier lugar; a pesar de tener grandes composiciones, grandes discos o incluso grandes carreras musicales y nunca llegar a impactar en la cultura pop.

Es por eso que decidí realizar un pequeño conteo con las 10 bandas más infravaloradas de la escena rock-alternativa de los últimos 30 años, mismos que han rodeado el Soundtrack de mi vida. Obviamente esta lista es subjetiva y responde mucho a mis gustos en particular, por lo que es un hecho que existan millones de bandas que también podrían estar aquí, pero como en cualquier otra lista, lo que importa es ver con cuántas bandas estás o no estás de acuerdo y sacar tus propias conclusiones y tus propias listas. Dicho la anterior, ¡Vamo’ a Darle!

Stellastarr* (2000-????)
Una de las mejores bandas de la escena Alternativa-Indie de principios del nuevo milenio, que de la mano de otras bandas neoyorkinas como Interpol, Yeah, Yeah Yeahs y principalmente The Strokes, irrumpieron de manera intempestiva para darle muerte al Nü-metal, que desde finales de los 90’s dominaba las listas de popularidad mundial.

Estos chicos provenientes de Brooklyn, NY, saldrían de la nada con el EP ‘Somewhere Across Forever’, para luego conquistar al mundo con ‘My Coco’ primer sencillo de su disco homónimo en 2003, reviviendo por momentos la irreverencia de bandas como Pixies y Supergrass y la oscuridad de Joy Division (que en ese momento vivía un gran Revival, gracias a Interpol), sin embargo, la banda evolucionaría notablemente para la salida del segundo disco ‘Harmonies for the Haunted’, al incorporar armonías más complejas y elaboradas ('Lost in time' y 'Stay Entertained') pero sin perder su característico estilo; un verdadero clásico contemporáneo de principio a fin que incluso los traería a la Cd. De México para ser headliners en el aniversario de la revista Marvin en el 2008.


Tiempo después, la banda lanzaría su tercer LP titulado ‘Civilized, que a pesar de ser un gran disco quedó en el olvido debido a la poca promoción de sencillos y la existencia de algunos proyectos alternos del vocalista Shawn Christensen, quien dirigió y actuó un pequeño cortometraje titulado ‘CURFEW’ en 2012, mismo que más tarde le traería un premio Óscar por mejor cortometraje. Nada mal para un estudiante de Arte y Diseño del Pratt Institute en Brooklyn, pero que dejaría en estado de pausa indefinida a su antigua banda. Sólo el tiempo dirá si Stellastarr* (así con todo y asterisco) regresa a los escenarios para complacer a sus fans.



Morning Runner (2003-2007)


Originarios de Reading, Inglaterra y con un sonido potente, devastador y al mismo tiempo melancólico, entrarían a las listas británicas de popularidad gracias a su página en My Space, (la antigua red social que llevaría a muchos artistas del Indie al Mainstream) que gracias a rolas como 'Gone Up In Flames', 'The Great Escape' y uno de los himnos contemporáneos del Britpop: 'Burning Benches', pasarían de boca en boca en todo el Reino Unido para dar el gran salto hasta nuestro continente.

Su primer y único disco Wilderness is Paradise Now tendría, aparte de las mencionadas, tres sencillos más, para un total de seis canciones en la radio internacional, con tan sólo 11 canciones dentro de su repertorio. Tal fue su éxito en redes, que de inmediato comenzaron a tocar en festivales como Glastonbury y Coachella, además de visitar nuestro país en la primera edición del festival Manifest en 2006, en el ahora extinto Toreo de Cuatro Caminos.

A pesar de su popularidad en la Web, comercialmente hablando, el disco no tuvo el impacto esperado por su casa disquera Parlophone, quienes presionaron tanto a la banda para hacer un disco “potencialmente exitoso” que rivalizara con Keane y Coldplay, que terminaron por diluir el talento y las ganas de tocar de los cuatro integrantes.



Tras incontables peleas con su disquera, managers y críticos de música (que insistían en una aparente rivalidad con Coldplay, muy al estilo Blur vs. Oasis), Morning Runner anunció desde su My Space su retiro para centrarse en carreras por separado, agradeciendo a sus fans por el apoyo recibido en los 4 años de vida de la banda. En Youtube circula un pequeño video-diario de la banda tras su presentación en México en el Manifest, muy conmovedor:



The Music (2002-2011)


Una banda tan genial como volátil que sorprendería al mundo con 'Take the long road and walk it', una verdadera maravilla de 5 minutos con acordes muy simples pero con tal contundencia sonora que algunos críticos incluso compararían con Led Zeppelin, misma canción que el grupo tendría presente desde la salida de su primer EP con el mismo nombre, para posteriormente lanzar ‘You Might as well try to fuck me’; ambos EP’s serían bien recibidos por la prensa local del UK, a principios del nuevo milenio.


En 2002, tras la salida de su primer disco homónimo y un relanzamiento de Take the long road…, vendría un vorágine de éxitos como 'The People', 'Getaway' y 'The truth is no words', lo cual les daría el estatus de banda revelación por parte de la revista NME, Q y Spin.

Tras dos años de espera, Welcome to the North, segundo LP de la banda, saldría al mercado con críticas aún mejores y un impactante recibimiento en Japón. Dicho disco tendría 3 sencillos tan contundentes como los del primer disco: 'Freedom Fighters', 'Welcome to the north' y 'Breakin’, consolidándose a nivel internacional y probando a propios y extraños que no eran otra banda “one hit wonder”.


Sin embargo, la fama y el éxito pronto le cobrarían caro los excesos al vocalista Robert Harvey, quién luego de varios años de adicción a la cocaína y heroína, se vería forzado a someterse a una larga rehabilitación que le costaría 4 años de silencio a la banda. En 2008, su tercer LP Strenght in Numbers llegaría a los fans junto con una larga gira de promoción. De este último disco saldrían tres sencillos más: 'Strenght in numbers', 'The spike' y 'Drugs' en donde Robert narra su experiencia de rehabilitación. Tristemente, una recaída del vocalista llevaría al grupo a su separación definitiva, realizando únicamente una pequeña gira de despedida en Europa y, por supuesto, Japón en 2011.



Kula Shaker (1995-Actual)


Esta banda de Psychedelic-Rock y proveniente del UK, toma su nombre de la cultura india, en referencia a uno de los doce Alvars (santos de la India), llamado Kulashekhara, todo después de un viaje espiritual del vocalista Crispian Mills por medio oriente, el cual tendría gran influencia en la música del grupo, además de mostrar predilección por la etapa psicodélica de The Beatles.


Tuvieron un pequeño estallido de popularidad en las listas británicas de 1996, tras el lanzamiento del disco ‘K’ en pleno apogeo del Brit-pop, con sencillos como 'Tatva' 'Hey Dude' y 'Hush', un cover a Joe South popularizado por Deep Purple en los 70’s. 


Sin embargo, un año después, Mills realizaría algunas declaraciones desafortunadas ante la prensa especializada sobre una supuesta “simpatía” por Hitler y su adoración por el símbolo nazi (esvástica), que dañaron su imagen pública y posteriormente de la banda. A pesar de pedir disculpas en varias ocasiones y asegurar que nunca apoyaría a líderes y regímenes totalitarios, al provenir de una familia judía y asegurar que su admiración por dicho símbolo era debido a sus orígenes en la tradición india (ligados al pacifismo y la hermandad), el daño estaba hecho, la gente dejó de escuchar sus discos y asistir a sus conciertos durante algunos años, a pesar de recibir grandes críticas en discos posteriores.

Con el paso de tiempo, y para corregir los errores del pasado, la banda se centró en ganar nuevos seguidores, apoyando instituciones de caridad y ofreciendo conciertos gratuitos. Hoy en día, continúan de gira, promoviendo su más reciente disco ‘K 2.0’, el cual ha recibido reseñas medianamente buenas a través de medios digitales y redes sociales. Incluso se ha anunciado a través de sus redes una gira por EU durante este verano. 



JJ72 (1996-2006)


Tan sólo grabaron 2 discos: el homónimo JJ72 en el 2000 y I to Sky en 2002, pero la calidad e intensidad de su sonido en los pequeños clubs de Dublin, Irlanda, les permitió trascender rápidamente su lugar de origen y llegar a todo el mundo, vía MTV y BBC, sobre todo por la peculiar voz de su vocalista Mark Greaney, que en ocasiones recorbada a los mejores años de Suede y en otras a la de un incipiente Brian Molko. Tras 10 años de carrera, la banda se despidió mediante una conferencia de prensa citando diversos problemas con su casa disquera como la principal razón de su separación. 


Tan sólo tres chicos con mucha actitud: Greaney, Fergal Matthews y Hillary Woods, bastaron para dejar claro que en Dublin, no todo es U2, (¡¡gracias a dios!!) y con rolas como 'Oxygen', 'Snow' y 'Formulae', le demostraron al mundo que cualquier chico con buenos riffs de guitarra/bajo y potentes ritmos de batería se puede llegar a todos los rincones del mundo. En su carrera, JJ72 compartió escenarios con Muse, Placebo, Coldplay y Embrace. Tal vez ese fue su peor error, pero esa es otra historia…



Catatonia (1992-2001)


Una banda galesa de los 90’s opacada por la escena Grunge, que tendría su oportunidad poco después del apogeo del Britpop en 1996, cuando su canción 'You got a lot to answer for' alcanzó el no. 35 en las listas de popularidad en el UK. Sin embargo, el gran salto a la fama sería dos años después, con su segundo LP International Velvet, propiamente con la salida de los sencillos ‘Mulder and Scully’ y ‘Road Rage’, con los que se convertirían en celebridades británicas de la noche a la mañana, pero al igual que The Music, la súbita llegada de la fama tuvo consecuencias fuertes en la vocalista Cerys Matthews, quién reiteradamente entraba a rehabilitación por problemas con el alcohol y las drogas. 



Tras años de lucha contra las adicciones y la depresión de Cerys, la paciencia de los demás integrantes se agotó, no sin antes publicar dos discos más y realizar una colaboración con Tom Jones en ‘baby, It’s cold outisde. Tiempo después saldrían algunos discos recopilatorios, en donde se liberarían algunas rarezas de la banda. 


Mientras Cerys se recuperaba, se concentró en su carrera solista y publicó tres discos; por otro lado el baterista Owen Powell, continuó escribiendo canciones para algunos artistas de pop-rock en el UK como Duffy, hasta que en 2010 se uniera con los Stereophonics en la batería, como reemplazo de Stuart Cable por su sorpresiva muerte. Desde entonces Catatonia permanece como una banda de culto dentro de la escena Britpop.



South (1998-2009)

Ser multi-instrumentalistas, mantenerse alejados de escándalos, drogas y peleas de egos, además de ser descubiertos por la mente maestra de UNKLE/DJ Shadow, James Lavelle y tener el reconocimiento de Ian Brown en diversas ocasiones, no le bastó a estos tres chicos de Chalk Farm, Inglaterra, para obtener el reconocimiento que deberían a nivel internacional.

South, llegaría en 2001 con el promo Overused, bajo la tutela de Lavelle y su sello discográfico (algo que no muchas bandas puede presumir), para continuar con su primer LP From Here On In, del cual saldrían tres sencillos: 'Paint the silence', 'Keep Close' y 'Broken Head', sin mucho éxito en la radio comercial, pero que les serviría para ganar espacios en algunas radios universitarias del mundo y una pequeña aparición en la serie The O.C.



Ya en 2003, su segundo disco With The Tides (para muchos su mejor trabajo), tendría mejor suerte, con la presentación de 'Loosen you hold', 'Motiveless Crime' y sobre todo 'Colours in Waves', una oda al rock alternativo en toda la extensión de la palabra, que llevaría a su casa disquera a editar el disco en diversos formatos para su comercialización internacional un año después. 

Ya dentro de la vorágine del “sonido indie” (que en ese entonces estaba dominado por Artic Monkeys, Bloc Party, Franz Ferdinand en el UK; Arcade Fire, Metric, Stars, The Dears, Broken Social Scene en Canadá y millones de bandas más en todo el mundo), South logró colocar tres sencillos más en las listas británicas con su tercer disco: Adventures in the Underground Journey to the Stars, aunque nunca recuperaría del todo el terreno ganado en espacios radiofónicos, como lo hiciera su trabajo anterior. 

A pesar de todo, la banda se mantuvo firme y logró concretar un cuarto disco en 2008, You Are Here, aún con el apoyo de DJ Shadow, que contó con la promoción de dos sencillos más, que pasaron sin pena ni gloria para infortunio de la banda, que definitivamente llegó tarde al sonido Alt-Rock, muy de moda en los 90’s. 

Aun así, vale la pena escuchar su discografía completa, sobre todo el ya mencionado segundo disco: With The tides, que queda para la posteridad como una verdadera joya perdida del nuevo milenio.



22-20’s (2002-2013)


Una banda que tomaría su nombre de una canción de Skip James: ‘22-20 Blues’ y fuertemente influenciada por grandes del Blues y el Folk como: Buddy Guy, Muddy Waters, Bob Dylan y T.Rex, estos cuatro chicos de Linconshire, Inglaterra debutarían en 2003, después de tocar simplemente covers de los artistas mencionados y tras algunos cambios en su alineación, llegarían a abrir los shows de Supergrass, Paul Weller, Kings of Leon y Oasis, además de tocar en algunos de los más prestigiados festivales musicales del Reino Unido, como el V Festival, Pukkelpop y Glastonbury.


Y todo gracias a su primer disco homónimo, con el que lanzaron 5 sencillos y lograron entrar a las listas de las mejores 40 canciones en los principales charts ingleses, con todos y cada uno de sus sencillos, lo cual les permitiría vender algunas licencias a videojuegos, series y películas para el uso de sus canciones, tal es el caso de la película Click, con Adam Sandler y Kate Beckinsale, que contó con la rola ‘22 Days’, y Rocknrolla de Guy Ritchie con ‘Such a Fool; la serie One Three Hill y algunos juegos de FIFA, también cuentan con algunas de sus canciones.

A pesar del éxito logrado con su primer LP, las continuas peleas entre los integrantes y de éstos con su disquera y su manager, afectaron dramáticamente el proceso creativo de la banda, que tomaría 7 años en publicar su segundo disco ´Shake, shiver, moan’, el cual llegaría directamente al no. 2 en las listas de Rock Internacional, teniendo un notable éxito en EU y Japón. Al poco tiempo, la banda lanzó los outtakes del segundo LP y canciones en vivo del mismo, para complacencia de sus fans en un EP. Finalmente en 2012, lanzarían su tercer disco: ´Got it if you want it’, con el que nuevamente entrarían en fase de “espera”, pues dicho LP únicamente fue lanzado en Japón y no se realizó ninguna gira de promoción. 


No fue sino hasta Febrero del 2014, que la banda anunciara su separación definitiva, a través de su Facebook, citando diferencias irreconciliables. Hoy en día sus integrantes han tomado direcciones muy diferentes, mientras su baterista James Irving se convirtió en un agente de bienes raíces en EU, su vocalista Martin Trimble se dedica a la compra-venta de antigüedades en Londres, dejando de lado el rock ‘n’ roll y el blues que tanto amaban. Una verdadera lástima, sin embargo, gracias al poder de Youtube, siempre tendremos sus primeros dos discos para escucharlos de aquí a la eternidad.



Thirteen Senses (2002- ????)


Nadie sabe a ciencia cierta qué demonios pasó o qué pasará con Thirteen Senses, lo que sí se sabe es que dejaron como legado cuatro discos con un sonido tan pegajoso y Britpopero que no le pide nada a bandas consagradas como Travis, Doves, Starsailor o Embrace, siendo ésta última su principal comparación artística, debido a la similitud de su sonido.

Tras dos años de realizar gigs en los pubs londinenses bajo en nombre de Soul Magician, con el que lanzarían el EP Inside A Healing Mind, el éxito no vendría sino hasta la llegada de su primer disco, The Invitation, con el cual lanzarían cinco sencillos y llegarían al No. 14 en ventas de álbums en el UK, además de “colarse” en 4 ocasiones a las mejores 40 canciones de la BBC Radio. “Delicado, conmovedor y en ocasiones lleno de angustia y oscuridad”, así definiría la revista NME al cuarteto de Cornwall, Inglaterra, tras la salida de su primer LP en 2004. 

En México y el resto del mundo, la canción que los definiría sería Into The Fire, gracias a MTV y la rotación de su video de manera incansable dentro de su programación diaria. Incluso sería uno de los grandes hits de la estación mexicana Alfa Radio, en 2005 (cuando ambos formatos todavía ponían música de calidad).


Tiempo después vendría su segundo disco, Contact, que sería bien recibido por la prensa y los medios musicales, pero al igual que South, se verían afectados por el cambio generacional que supuso el Indie a nivel internacional, dejando de lado muchos escenas, sonidos, bandas y sobre todo discos increíbles perdidos en el limbo, como los dos últimos trabajos de la banda, lanzados en 2011 y 2013 respectivamente. Desde ese entonces, no se ha sabido nada más de la banda orgullo de Cornwall, ni siquiera a través de sus redes sociales. Sólo el tiempo dirá…



Morphine (1989-1999)


Tal vez una de las mejores bandas del mundo y, a la vez, una de las infravaloradas en la escena Alternativa-Blues-Jazz, (sólo por tratar de definir un poco su sonido). Una amalgama perfecta entre sensualidad rítmica e improvisación musical, Morphine sabían combinar de manera magistral la perfección del Jazz con la dureza del Rock y la melancolía del Blues, al más puro estilo de Miles Davis y John Coltrane, no por nada eran algunas de sus principales influencias, incluso la banda sería la base musical para grupos posteriores como Primus, Screaming Headless Torsos, Thursday, Pavement y Jamiroquai, por citar algunos.


Este poderoso trío de Massachusetts saldría a este enorme y frío mundo con el LP Good, producido y editado por una disquera independiente de Boston, con la que ganarían algunos seguidores de manera local, hasta la llegada de su segundo LP Cure For Pain, en 1993, consiguiendo aún más fans con los sencillos Buena, Thursday y Cure for Pain, además de la inclusión de Sheila en un CD recopilatorio de Beavis and Butthead TV show. En 1995 llegaría su tercer álbum: Yes, con el que lograrían entrar a MTV con el video de ‘Honey White’, mismo que les conseguiría el salto a “las grandes ligas” con una disquera mayor que editaría su cuarto álbum Like Swimming (para muchos, el mejor trabajo de la banda), con el que ganarían un nominación al Grammy en 1997, pero sin lograr el éxito comercial esperado por su casa disquera Dreamworks.


Irónicamente, el fin de Morphine sería lo que les traería la mayor notoriedad en toda su carrera: durante un concierto en el festival de 1999, Giardini del Príncipe en Roma, su vocalista Mark Sandman, sufriría un paro cardíaco justo en medio del escenario, para confusión y horror de sus espectadores y fans. Una muerte en tono de justicia poética para cualquier músico: “Morir sobre el escenario, haciendo lo que siempre amaste”. La noticia pronto le daría la vuelta al mundo, destruyendo para siempre la magia de Morphine, que inmediatamente después anunció su retiro, cumpliendo tristemente con la frase “Uno vende más muerto que vivo”, pues a raíz de dicho suceso, surgiría un disco póstumo titulado The Night, que se vendería como pan caliente, seguido por algunas recopilaciones de canciones en vivo: Bootleg Detroit (2000); y éxitos de toda su etapa musical: The Best of Morphine: 1992-1995 (2003), Sandbox: The Mark Sandman Box Set (2004) y At Your Service (2009). 

Así terminaría la historia de un grupo increíble que nunca fue, aunque si ahora tú estás leyendo esto, tienes la oportunidad de juzgar por tu propia cuenta, simplemente escuchándolos.




Alvaro Alfaro
@littleremy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada